Empowerment, engagement, entertainment, selfie, real time… Cada vez son más los términos de origen anglosajón y ‘moderno’ que pueblan nuestro lenguaje cotidiano. No son sino palabras que describen la tendencia de la comunicación y, por tanto, de la actualidad y la vida.

Instaposters, una acción original y ‘reciente’, si hay algo que hoy en día se puede considerar así, es una muestra de cómo unir todos esos términos con éxito. Situar en el centro a la persona, al self, darle el protagonismo que este mundo empoderado reclama e interactuar y entretener. Y todo ello en tiempo real. El mundo ya no gira en torno a las marcas comerciales, son las marcas comerciales las que giran en torno a sus potenciales consumers. La tendencia la marcan los ciudadanos y el que quiera o pueda que los siga.

 

La campaña, celebrada durante el verano, otrora una época nada recomendable para llevar a cabo acciones notorias, salvo aquellas relacionadas con productos de temporada, se convirtió en un fenómeno viral. No por su origen, sino por su resultado. Más de 27.000 mujeres, porque en este caso los excluidos erais vosotros, compartieron sus imágenes de vida activa y deporte en Instagram y, algunas de ellas, hasta 54, se convirtieron por sorpresa en decorados humanos de la ciudad de Moscú.

Una iniciativa de la siempre vanguardista y ocurrente marca deportiva Nike, que puso de manifiesto la tendencia del lenguaje y el marketing: las empresas tienen en el deporte un hilo de comunicación con sus stakeholders, pero ya no para comunicarse de forma pasiva o indirecta a través de una campaña comercial tradicional, sino de forma directa, vía redes sociales, para ofrecer realmente una propuesta atractiva basada en la actividad y la participación, el engagement.

El camino parece éste, pero, si es posible, busquemos las palabras en la RAE. Todas ellas existen ya en nuestro idioma, que, por cierto, también es cool.

Ana Ibero

 

 

 

 

 

 

 

 

Ana Ibero es Gerente del Área de Deporte y Estrategia de Negocio de LLORENTE & CUENCA

logo