Secuestramos a Celia Fernández Sesma (@celiafsesma), Consultora Junior del área de Digital, para que nos cuente sus impresiones sobre la exitosa y comentada campaña social de Branded Entertainment Champions for life.

Seguro que esto os ha pasado a todos más de una vez… A veces esa idea que surge -que queremos tildar de creativa- es tan obvia y tan sencilla, que no nos convence. Y es que las grandes ideas solemos tenerlas delante y solo es cuestión de darles la vuelta – pensar al revés- para llegar a convertirlas en grandes acciones.

Hablemos ahora de fórmulas que funcionan en comunicación: Unicef sabe desde hace tiempo que el fútbol es uno de los ganchos perfectos en las estrategias de comunicación y tiene un gran potencial para despertar conciencia social, sobre todo cuando se persigue el apoyo y protección a la infancia más desfavorecida. Champions for Life es el partido benéfico a favor de la infancia que enfrenta año tras año a las estrellas de Liga, organizado en conjunto por la Liga de Fútbol Profesional y Unicef.

Lo normal es que los niños en los partidos con sus amigos imiten a sus ídolos en las celebraciones de los goles que meten.  En esta campaña social la idea era simple y solo supuso hacerlo de manera inversa, del revés. Unicef y la Liga de Fútbol Profesional, con el apoyo de la agencia VCCP Spain, se apoyaron en el encuentro benéfico entre estrellas de fútbol para lanzar una iniciativa solidaria que recaudara fondos a través de una acción transmedia.

La campaña tenía una website propia creada específicamente para la acción donde los niños tenían que subir los vídeos con sus celebraciones de gol con la ilusión de que uno de sus ídolos imitara su propuesta en el partido. Los jugadores de nuestra liga hicieron una selección de las celebraciones más originales. Los niños más creativos fueron llevados al estadio Vicente Calderón para que en directo vieran que ahora eran sus ídolos los que les imitaban en sus celebraciones de gol.

¿Por qué algo tan sencillo fue una de las campañas más premiadas de publicidad del año 2015? La clave a veces está en la sencillez, en invertir solo el funcionamiento normal de las cosas. Pero también, si buscamos concienciar y movilizar a todo nuestro alrededor, es necesario entender y traducir el nuevo lenguaje que, ahora y más que nunca, nos tiene que acompañar a través de una narrativa transmedia para toda nuestra historia, si queremos conectar con los nuevos consumidores de contenidos. Es necesario, por tanto, que estas campañas se desplieguen a través de múltiples medios y vías de comunicación, para que los consumidores sean capaces de expandir la acción a todos los niveles de participación.

¿Y el resultado final de esta acción? Más de 1.200.000 niños recibieron ayuda humanitaria gracias a este partido y  la ilusión de millones de jóvenes que se sintieron protagonistas.

 
Screenshot_11

 

 

 

 

 

 

Celia Fernández Sesma @celiafsesma  es Consultora Junior del área de Digital en LLORENTE & CUENCA

 

logo