Nos hemos acostumbrado a ver tráilers. Gracias a los smartphones, los tráilers están por todas partes y acceder a ellos es instantáneo. ¿A quién no le ha pasado que tomando una cerveza con amigos la conversación empiece a girar sobre una película y la cosa acabe con un montón de cabezas inclinadas sobre el móvil para ver el tráiler en Youtube?

La tendencia ahora es hacer varios tráilers que desvelan parte del contenido de la producción. Se promociona un tráiler principal y después las piezas pequeñas que complementan al primero. Así, el usuario profundiza más, está más tiempo enganchado y con más ganas de ver la película.

Ojo. Es importante no confundir tráiler con teaser. El teaser es una pieza promocional previa al rodaje, generalmente para buscar financiación. Con el crowfunding, el teaser ha adquirido mucha importancia. El tráiler se produce después de haber rodado toda la película y se emite semanas o meses antes de su estreno.

Y una vez aclarado esto, vamos a por esa playlist de los tipos de tráiler.

(Perdón si con los siguientes ejemplos ofendo a algún fan/friki de estas películas/sagas).

  1. El tráiler mentiroso: 

Aquel que tiene poco que ver con la película. Está pensado para atraer al mayor número de espectadores, sin piedad. No corresponde con lo que finalmente vas a ver.

INSIDE OUT


El tráiler de Inside Out tenía como objetivo enganchar a los padres y hacer que llevaran a los niños al cine. Si ves la película, se aleja muuuuucho de la realidad de la pieza promocional, pero la entrada ya la has pagado, objetivo conseguido.

  1. El tráiler misterioso: 

Aquel que te cuenta poco del argumento pero que consigue atraer tu atención. Independientemente de que seas la audiencia target de la película, sí o sí te este tipo de tráiler crea cierta intriga.

AMERICAN SNIPPER (para todos)

Bonus: JURASSIC PARK (para los viejovenes) y GUERRA MUNDIAL Z  (para los más jóvenes).

Los trucos son sencillos: dejar ver un pedacito de una secuencia importante del film o utilizar alguno de los planos más llamativos son herramientas para captar la atención del espectador sin desvelar el argumento ni (esto es importante) enseñarte los puntos fuertes de la película (que, gracias al tráiler, sabemos que habrá). Planos confusos de zombies; uno de los miles de dinosaurios que veremos; la tensión del francotirador… Nos hacen preguntarnos: ¿qué está pasando? ¿conseguirán salir de la isla? ¿disparará al niño? Si queremos saberlo, no nos queda otra que ver la peli.

​3. El tráiler a la brasa

Porque echa toda la carne en el asador. Este lo podemos encontrar sobre todo en producciones con mucha acción y aventuras. Te muestran prácticamente todos los efectos visuales importantes de la película, las explosiones o los “bichos” más impresionantes. Cuando ves la película, te quedas con cara de tonto porque lo más molón ya lo viste en el tráiler.

TERMINATOR GENESIS

Otro ejemplo: TRANSFORMERS 1.

  1. El tráiler spoiler:

Como su propio nombre indica, con ver el tráiler, ves la película. Habitualmente, los encontramos en las películas románticas; sí, sí, esas en las que siempre aparece Jennifer Aniston.

También puede ser una peli taaaan buena y que esté taaaan bien contada que se arriesgan a contarlo todo en el trailer, como ejemplo, The Imitation Game. Es un tipo de trailer en el que no importa el final, si no la historia/actores. El consumidor ya sabe lo que va a ver, por el contrario no tendrá ninguna sorpresa como en el caso de los trailers misteriosos.

THE IMITATION GAME

Bonus: Y ENTONCES LLEGÓ ELLATITANIC (para los viejóvenes), LA VIDA SECRETA DE WALTER MITTY.

Sí, lo sé, me he metido con Jennifer y realmente el culpable de estos trailers es Ben Stiller…

 

Para concluir y a modo cachondo, os dejo aquí un vídeo que muestra que todos los tráilers son iguales (sobre todo los de superhéroes):

TODOS LOS TRAILERS SON IGUALES

Guillermo Tena (@guillermotena)

@guillermotena

 

 

 

 

Guillermo Tena es ahora Director de Producción Transmedia en Impossible Tellers. Su especialidad es la producción audiovisual. Lleva más de 13 años trabajando en cine, televisión y para grandes corporaciones. Le encanta la montaña y las cañas (y si es todo a la vez mejor).

logo