En 2016 se afianzará la sofisticación en la relación entre marcas y consumidores de contenidos. Las comunidades se especializan, conversando cada vez sobre temas más específicos, por lo que las marcas deberán acotar mucho más los territorios a los que se dirigen. En esta especialización, el Big Data jugará un papel fundamental para personalizar cada vez más los mensajes. La neurociencia, el conocimiento del cerebro del consumidor-ciudadano, será otra herramienta básica, extendiéndose a la comunicación.

Las nuevas realidades obligarán a las marcas a adaptar sus storytelling transmedia a nuevos formatos como Internet of Things o Realidad Virtual y a nuevas realidades más efímeras, protagonizadas por Snapchat. El fin seguirá siendo el mismo: contar historias interesantes para la gente. Pero puede que cambien los narradores con los CEOS adquiriendo cada vez más protagonismo.

Alcanzar el engagement es un objetivo cada vez más sofisticado, con canales, formatos, contenidos y protagonistas muy heterogéneos y la tecnología como protagonista absoluta del proceso.

Este informe recoge las últimas tendencias en el ámbito de consumer engagement que se recomienda a las empresas poner en práctica durante el próximo año.

Puedes leer el artículo completo aquí

logo